¿Te hospedas en el Hotel Alavera de los Baños, y no estás seguro de qué hacer en Ronda? No te preocupes, hay muchas cosas que hacer incluso casi en la misma puerta del hotel, ¡sigue leyendo para saber más!

En Ronda los Baños Árabes son un monumento muy importante, y merecen una visita – entre muchos otros motivos – porque se encuentran a pocos minutos del hotel. Nos abren las puertas a la población árabe que ocupaba la ciudad, quienes los construyeron durante el siglo XII. Te darás cuenta de que al lado de la entrada de los Baños permanecen los restos de una antigua mezquita; esto es porque la población árabe era musulmana. Utilizaron los Baños para lavarse y purificarse antes de entrar a la mezquita para rezar. Cuando entras en los Baños, verás que fueron construidos parcialmente bajo tierra para que pudieran tener mejor control de las temperaturas. La arquitectura de los Baños Árabes es verdaderamente hermosa, y tiene columnas redondas que soportan el techo arqueado, con tragaluces con forma de estrella – todas ellas características típicas de la arquitectura árabe. A medida que avanzas por las diferentes cámaras, aprenderás sobre las diferentes temperaturas en cada cuarto, comenzando por el cuarto frío, y terminando por el cuarto caliente que tiene un horno para calentar el agua del arroyo que corre afuera. Cuando hayas terminado de visitar los Baños, puedes darte una vuelta por los jardines y disfrutar del sol andaluz.

Interior de los baños árabes de Ronda en Malaga

Si después de tu visita a los Baños Árabes deseas relajarte en un spa, no te preocupes: tan solo a un minuto encontrarás las Aguas de Ronda. El spa está diseñado con el estilo de los baños árabes tradicionales, pero, por supuesto, ha sido actualizado para proveer servicios relajantes y refrescantes a los locales y los viajeros por igual. Las Aguas de Ronda cuentan con una sauna, baños calientes y fríos, e incluso baños de sal al aire libre, ideal durante los meses de primavera y verano. Además, ofrece una gran variedad de masajes y tratamientos faciales, y tiene una tetería y un restaurante. Es el lugar perfecto para descansar en Ronda, y a pesar de que tenga todos los servicios de un spa contemporáneo, también tiene una arquitectura que te conecta con la historia de la ciudad.

Si estás buscando un lugar para comer durante tu estancia en Alavera de los Baños, no necesitas buscar más lejos de Casa Clemente. Se encuentra solo a pocos minutos del hotel, así que no hay necesidad de ir hasta el centro de Ronda para comer. Casa Clemente se enorgullece de cocinar con “el sabor de tradición”, y es que aquí encontrarás platos típicos de la región. El restaurante está siempre lleno de locales, lo cual es un buen indicador de que cuenta con una buena carta. Ofrece una gran variedad de platos ricos y tradicionales, desde tapas hasta platos principales, con una variedad de carnes suculentas y verduras frescas, así que hay algo para todo el mundo. ¡Además, ofrecen menús entre los días de semana, con primer plato, segundo plato y postres, a precios espectaculares! Otra atracción de Casa Clemente es su localización, fuera de las calles masificadas con turistas alejado del centro de la ciudad. Con vistas del campo y las montañas que rodean Ronda, y es el sitio ideal para sentarte en la terraza durante los meses de verano. Si quieres más recomendaciones, puedes descargar este mapa de Ronda para descubrir los sitios favoritos de los locales.

Si no sabes qué hacer en Ronda para sumergirte en la historia y la cultura de Ronda, Alavera de los Baños está situado en una ubicación perfecta para explorar el casco antiguo. Si caminas en dirección de los Baños Árabes, y tomas los escalones a la izquierda, te encontrarás al lado del Puente Viejo, uno de los puentes más especulares de la ciudad. Se construyó en el siglo XVI, y en su momento fue la única conexión entre los dos partes de Ronda divididas por el río Guadalevín, pero después de que se completara el Puente Nuevo, ahora mayormente se destina al tráfico peatonal. Tiene vistas al impresionante tajo, y también al Puente Nuevo. Desde aquí, puedes subir hacia el Arco de Felipe V, y te encontrarás dentro de las murallas del casco antiguo. Puedes descubrir todos los rincones ocultos y calles sinuosas, y te toparás con muchos museos y tiendas de artesanos donde podrás aprender sobre la historia y las tradiciones de Ronda. Si quieres una visita más informada por el casco antiguo hay muchos tours guiados de Ronda disponibles para elegir.

Para concluir, la bonita y tranquila localización de Alavera de los Baños es el sitio perfecto para hospedarte durante tu viaje, y hay muchas cosas que hacer en la misma puerta del hotel si no estás seguro de qué hacer en Ronda. Puedes explorar la historia y la cultura visitando los Baños Árabes o el Puente Viejo, descansar en las Aguas de Ronda y cenar en el genial restaurante Casa Clemente. Y recuerda que, no importa donde estés alojado en Ronda, es una histórica ciudad pequeña, ¡así que todo lo que necesitas lo encontrarás a poca distancia!